Posts etiquetados ‘Hadas’

el otro tipo de gente

Publicado: diciembre 18, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:

Debe ser que he salido de Barcelona impregnada de lo feérico. En mi anterior visita, las hadas de Barcelona me explicaban a Gaudí, esta vez sucede que voy topándome con informes eruditos acerca de ellas. Tengo a mano, prestados, dos libros que no suelen estar a mi lado, estupendos los dos: el Diccionario Ilustrado de los Monstruos de Massimo Izzi y Cuentos populares irlandeses de José Manuel de Prada-Samper. En ambos encuentro información científica acerca de estos seres interesados por los asuntos y destinos de los seres humanos, de quienes se distinguen por su ausencia de alma, que podrían conseguir (como en el caso de Melusina y otras hadas como ella) si el humano al que aman respetara una prohibición. Al parecer, estas maravillosas criaturas nos envidian ¡quién lo iba a decir! Una, que se siente bastante sin alma y se sabe bastante humana, envidia más bien a estos seres intermedios a los que imagina siempre riendo y bailando, ligeros frente a la vida y la muerte. Los sidhe, como los llaman en Irlanda, o ellos, el otro tipo de gente, aman la belleza y el lujo, odian la tacañería y les gusta recibir regalos nocturnos en forma de comida y vino. Están en el mar y en la tierra, si en la playa ves a una hermosa mujer peinándose, puede que sea una de ellos, una sirena. Hay muchas historias que cuentan las bromas pesadas y maldades que el otro tipo de gente nos gasta. También hay quien cuenta que tratándoles bien, conducen al afortunado o afortunada a lugares donde hay tesoros escondidos. Se cuenta que junio es un mes peligroso, es más fácil encontrar al Amadán, el bufón de las hadas, cuyo roce hace perder el juicio. Si un día ves aparecer a una criatura pequeñita, de no más de 70 cms, adornado con tricornio rojo y zapatos de tacón, trátalo bien, es un lepracaun, o zapatero de un solo zapato. Los lepracaun arreglan zapatos desparejados y guardan en ellos sus tesoros. De humor mudable, son sensibles a los encantos del tabaco y el alcohol, aunque nadie a visto a ninguno ebrio.

Anuncios

Barcelona y las hadas

Publicado: diciembre 15, 2014 en Uncategorized
Etiquetas:, , ,

Estuve este fin de semana en Barcelona invitada por Martha Escudero para contar en el Harlem y hacer un laboratorio. Disfruté muchísimo del trabajo y salí de la ciudad contenta. Conté algunas historias que están en proceso y las sentí crecer gracias al público entregado del Harlem, y en el laboratorio Martha, Ignasi, Pilar y Alicia fueron colaboradores generosos en los experimentos que propuse. En una entrada sobre Barcelona del blog que compartí con mi amiga Marissa Amado cuando las dos éramos Palique, anoté que Richard Burton la menciona en su maravillosa “Anatomía de la melancolía” y comenta el avistamiento de hadas: “se las ha visto comúnmente cerca de esa ciudad, por fuentes y colinas.” Lo he recordado porque Martha, maravillosa anfitriona, en uno de los paseos que hicimos me habló de hadas. Ahora pienso que era natural que me hablara de ellas, porque vive en Barcelona. Y por lo que me dijo, sospecho que conoce alguna, (tras recordar la información científica que proporciona Richard Burton, me parece obvio). En la función del Harlem, y tal vez esto no sea mera casualidad, referí la historia de una de las más famosas hadas: Melusina, la mítica fundadora de la dinastía de los Lusignan. Su marido Remondín, tras perderla, confesó su perjurio al mismísimo papa de Roma y al regresar de su peregrinación, cuenta Jean d’Arras que “llegó a Barcelona, y se albergó en una buena hostelería; allí estuvo tres días visitando la ciudad que le pareció muy hermosa.” La historia añade que, para purgar sus pecados y llevar una vida santa, se quedó de ermitaño en Montserrat. Será por todo esto o quizá por motivos que tienen que ver con otras formas de manifestarse de lo mágico y lo maravilloso, como el cariño de los amigos, los buenos momentos compartidos o la belleza de algunos lugares, que siempre que me voy de Barcelona me voy pensando en regresar.