Posts etiquetados ‘contar cuentos’

Este abril

Publicado: abril 23, 2018 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Este mes de abril suele ser de mucho, mucho trabajo para quienes nos dedicamos a contar cuentos. Este año no está siendo así para mí. Voy más a menos tranquila en lo que a funciones se refiere estos días y me dedico a imaginar. Se van cerrando cosas: el 11 hice el último taller de ruido y ciudad en el CA2M. Me da pena no seguir repartiendo sonus vestigia y dejar de compartir la escucha con Nilo. Me había acostumbrado a manifestarme los miércoles y se me hace raro no ir a Móstoles. Será por eso que tengo la máquina de inventar encendida: para que no me ataque la melancolía. Como diría Tono, me ha dado por inventar inventos. Puesta a inventar, inventaría los abrazos, la penicilina o la lavadora, todos ellos inventos fundamentales pero que tienen el defecto de estar ya inventados. Me resulta más asequible inventar ripios y limericks y en ello estoy. Hoy, en el CEIP Lope de Vega de Madrid intenté explicar lo que eran los ripios a mi público de 7 y 8 años. Un niño resumió mis explicaciones diciendo: “es como un rap”. Cuando acabé mis Ripios de la Mujer del Revés, que eran el cierre de la función, se me acercó e insistió:

– Tienes que ponerle música, me dijo.

Y a lo mejor tengo que hacerlo. Ya que estoy inventando, podría inventarme un rap. No prometo nada, no sé si me saldrá. Lo que sí me han salido son unas funciones de lujo asiático en el Espacio Bebé de Zaragoza, en la Biblioteca de Acuña y estas de los ripios en el Lope de Vega. Salgo saltando, cargadita de energía, de abrazos, de risas y preguntándome cosas. ¿Cómo es posible que contando lo que no hay, hablando de cosas que no existen o que no están presentes, esté tan intensamente en lo que hay, en el presente? Es un misterio. Lo que no está me hace estar. Estas alegrías me dan la certeza de que contar hace más profunda y grande mi vida. Solo espero que a quienes me escuchan les pase lo mismo.

IMG_20180423_213943.jpg

Esta máquina de dar pasos de gigante es del libro “Máquinas” de Chloé Poizat

Anuncios

Disfrutar

Publicado: febrero 11, 2018 en Uncategorized
Etiquetas:, ,

Esta semana, además de 6fc9862253ec9312fa9c3e64aaa27582--water-photography-henri-cartier-bressonmi cita de cada miércoles con Nilo en los talleres de ruido y ciudad del CA2M, he tenido tres funciones de cuentos en mi ciudad. Las semanas así son un placer grande. Voy a trabajar en metro, y si me apetece, regreso caminando. He disfrutado cada función, pero si me tengo que quedar con una (lo cual es una tontería, ¿por qué tendría que hacerlo? y sin embargo, lo voy a hacer), me quedo con la del viernes en la Biblioteca José Luis Sampedro. Mientras contaba una niña y un niño se durmieron, vi caras de asombro en algunos rostros adultos, me fue a ver un amigo, una niña se me abrazó en cuanto dejaron de sonar los aplausos, una mamá me dijo orgullosa que su hija se llamaba como la protagonista de uno de los cuentos que conté, una niña que llegó tarde se enfadó con su padre y le hizo prometer que volverían a la biblioteca a escuchar cuentos, otra me hizo meter una zanahoria en un cuento y precisamente esa zanahoria me dio una idea para jugar dentro del relato… Pasaron muchas cosas. Tantas, que cuando acabé no podía ir al cine, como había planeado. Decidí regresar a casa dando un paseo, en el que encontré una moneda de un céntimo en la acera. Estaba de subidón. Saltaba y saltaba, aunque nadie lo viera, aunque por fuera no se notara. La foto es de Henri Cartier-Bresson.

Otra gente

Publicado: diciembre 3, 2017 en Uncategorized
Etiquetas:,

otra gente imagen.jpg

Este 1 de diciembre fue la última función de Otra gente de este 2017. David y yo nos sentimos felices y con muchas ganas de hacerlo. Otra gente es ese tipo de trabajos que da mucho gusto, ha sido fuente de descubrimientos y la realización de un capricho que le debemos a Cristina Verbena, que se empeñó en programarnos en Zaragoza. Luis Teodoro Sanz Martín y Fugitivas escénicas grabaron pedacitos del espectáculo y preguntaron al público, este fue el resultado:

Luis también nos hizo fotos, aquí van un par

otra gente en nueve norte1.jpg

otra gente en nueve norte.jpg

Las fotos del cartel, los close up, son cortesía de Javier Naval, que es un fotógrafo maravilloso.

 

Alas

Publicado: mayo 18, 2017 en Uncategorized
Etiquetas:,

Cuando 50 peques de 3 y 4 años se ponen en pie para enseñarte modos de volar, vuelas. Vuelo en esas alas que me dan. Hay funciones así. Estoy en Zaragoza y llueve. La lluvia en primavera me gusta. Sales a la calle y te mojas, claro, pero no hace frío y me parece hermoso mirar cómo caen y resbalan las gotas sobre la ciudad. Cuando llueve, a veces, me da por pensar cosas. Y pienso en las funciones en las que vuelo y en las alas que me da la belleza que hay en el mundo.

abril

Publicado: abril 28, 2017 en Uncategorized
Etiquetas:,

Este mes siempre es andariego, va una, o sea, voy yo, de aquí para allá en medio de la primavera con los cuentos en la boca prestos a recorrer los caminos del aire que les conduzcan a oídos extraños. Cosas del día del libro. Y yo, agradecida a ese día, y a todos los otros en los que puedo contar, que siempre, o casi siempre, es una celebración. Y la verdad es que abril comenzó bien en “Contar con Agüimes” Festival Internacional de Narración Oral donde me encontré con personas a las que quiero y admiro. Hice un taller y una función, y fue bonito.
Además, gracias a Ana Sebastián, de la Biblioteca Municipal, y su equipo, estuve en diferentes centros educativos de San Sebastián de los Reyes. Fue un gustazo. Llevo conmigo una libretita, un diario de funciones en el que anoto lo que cuento y algunas impresiones de la función. Esta semana del Libro anoté mucho, los niños y las niñas me regalaron una escucha deliciosa, besos, abrazos y maravillosas intervenciones. Transcribo aquí dos:
En mi versión de El Caballero Sapo, un cuento tibetano, digo un verso de e.e. cummings: “Llevo tu corazón, lo llevo en mi corazón”. Estoy contando a peques de 3 y 4 años, digo “Llevo tu corazón, lo llevo…” y escucho una voz pequeñita que se cuela en el verso y dice “en el mío”.
Abro y cierro las funciones cantando. La letra de la canción dice “¿Qué vine a hacer a este mundo? ¿A quién le podría preguntar?”. Yeray, de cuatro años, levanta la mano, yo le digo asombrada “¿sabes qué he venido a hacer a este mundo?” y contesta, segurísimo, “A jugar”. Y tiene toda la razón.

El lunes que viene es el último día (al menos por ahora) de un trabajo fértil y hermoso, con el que aprendo y disfruto. Lo comparto con Cristina Verbena y esto ya es un lujo. Vino de la mano de Ignasi Potrony y trajo consigo todo un aprendizaje sobre la manera de acercarse a las historias de tradición oral y de contarlas. Estoy hablando de “Tantos cuentos, tantos mundos”.

Contar, hablar y jugar con relatos de diferentes culturas, eso he hecho en CaixaForum Zaragoza en estos días. Y allí, gracias a los relatos, los coloquios y los juegos, los niños y niñas participantes me han informado de que los cuentos vienen de la boca y también de los sueños. Me han dado el final de una secuencia de gestos (era tan evidente, que una se pregunta ¿cómo no se me ocurrió a mí?, pero no, se le ocurrió a la niña de cuatro años, Julia, que tenía justo al lado). He descubierto que adoran a una viejita japonesa que ríe y que los niños y las niñas de 4 años se llevan los cuentos en los ojos, en las manos, en los pies, en las orejas y en las cejas. Me han hecho pensar que si un cuento se puede guardar en la nevera, (uno de ellos tenía la certeza de que era el sitio adecuado), tal vez signifique que los relatos alimentan, son comida. Resumo: aprendo un montón.

Y porque aprendo, sé que este trabajo y las propuestas de Ignasi son algo más que una invitación a internarse en el bosque de la tradición oral. Estoy dando los primeros pasos en él y, si miro hacia atrás, veo todavía el camino posible para salir por donde he venido, pero la aventura me espera un poco más allá, en ese lugar en el corazón del bosque a donde todavía no he llegado.